Telenovelas latinoamericanas en Netflix: ¿un nuevo género o una necesaria actualización?

Telenovelas latinoamericanas en Netflix: ¿un nuevo género o una necesaria actualización?
abril 17, 2019 Carolina Mayna

Desde su llegada al continente, en el 2011, Netflix ha explotado el interés de su público por la cultura latinoamericana. Con producciones originales, logró adaptar la clásica telenovela a las series comerciales. ¿Es acaso ese el destino del género?

 

Las telenovelas llegaron a Latinoamérica en la década de 1950, en un televisor grande, pesado y a blanco y negro. Setenta años después, han mantenido su liderazgo, solo que ahora se han adaptado a las nuevas plataformas, como es el caso del servicio de streaming Netflix.

Netflix comenzó a proporcionar contenido multimedia en 1999 bajo un formato de suscripción. Estados Unidos fue su cuna y, a pesar de haberse expandido a más de 190 países para el 2019, sigue representando a más del 60% de su audiencia. Es por ello que siempre está a la búsqueda de material que le interese a dicho público.

“En Estados Unidos hay muchos latinos e influencia latina. También hay quienes quieren aprender o practicar español y encuentran accesible la trama del melodrama. No hay nada como una buena telenovela (aparte de Shakespeare) para tratar el amor, el odio, la venganza, las pérdidas y los éxitos que vivimos en estos tiempos tan confusos”, señala June Carolyn Erlick, autora del libro Telenovelas en el mundo latino.

Esto se ha visto reflejado en la programación de Netflix, que ha incorporado en su repertorio varias producciones sudamericanas. Incluso ha invertido en realizaciones originales basadas en telenovelas (en específico: en narconovelas, un subgénero con mucho éxito en Latinoamérica), como es el caso de Narcos.

Gracias a la alianza con Telemundo, Netflix se basó en la famosa telenovela colombiana Escobar, el patrón del mal para crear la exitosa serie. A pesar de que también se centra en la vida del narcotraficante, la nueva versión convierte en héroes y protagonistas a los oficiales de la Agencia Antidrogas de los EE.UU. (DEA). Y, como es de esperar, enfatizó el uso de escenas de acción y de efectos especiales.

“Con Netflix y las demás plataformas de streaming podemos esperar más experimentos de estilo y temas, y también más géneros híbridos. Esto no significa que las telenovelas estén muriendo, sino que se están transformando para expresar a la América Latina actual y, por extensión, al mundo latino de hoy”, agrega la editora general de ReVista, publicación de la Universidad de Harvard sobre Latinoamérica.

Netflix tiene planes de hacer más producciones originales, en las que la cultura sudamericana vuelve a ser el centro de atención. Eso sí, tratando de conservar el esquema del melodrama, los triángulos amorosos y las pistas musicales que acompañan la aparición de cada personaje; características clave de las telenovelas. Sin duda se avecina una nueva etapa para las producciones audiovisuales latinoamericanas.

¿Con ganas de saber más? Descubre el mundo de las producciones latinoamericanas con el libro Telenovelas en el mundo latino de June Carolyn Erlick. Lo puedes conseguir con 15% de descuento aquí.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*